Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real
Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.  Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.
aceptar

Elegir el Color de la Piscina

Elegir el Color de la Piscina

¿Azul cielo, azul oscuro, turquesa, verde? El color de la piscina es una de las decisiones más importantes cuando empezamos a trabajar en un proyecto, ya que el resultado estético cambiará notablemente en función del tono que veamos reflejado en ella.

Cuáles son los factores que influyen en el color de la piscina o cómo elegir el color que mejor encaja en su entorno son algunas de las dudas que resolvemos en este post.

La influencia de la profundidad y el entorno en el color de la piscina.

El color del agua en la piscina viene determinado por varios factores que influyen en el diseño final de la misma. Entre ellos encontramos la profundidad del agua, cuyos parámetros determinarán la claridad de esta: cuanto más volumen de agua y más profunda sea la piscina, más azul tenderá a verse el agua.

La vegetación es otro de los elementos a tener en cuenta. Su efecto en el color de la piscina está condicionado por la cantidad de flora que la rodea. La abundancia de vegetación dará al agua unas tonalidades más verdes y oscuras, mientras que su escasez permitirá un diseño en el que el agua parecerá más clara.

La luz transforma el color del agua de la piscina.

La iluminación es un factor crucial que logra transformar el color del agua en función de su intensidad y origen. Existen varios aspectos que influyen de manera directa en el color de esta como son la ubicación de la piscina -interior o exterior- y la luz del entorno, tanto la natural como la artificial. A más luminosidad más clara se verá el agua, mientras que una luz más tenue la oscurecerá.

Escoger el recubrimiento adecuado para la piscina.

El recubrimiento elegido para el vaso de la piscina, así como el pavimento y la coronación que la envuelve, son elementos decisivos para conseguir el color deseado.

Entre la gran variedad de diseños y colores que encontramos en las últimas tendencias en piscinas destacan los tonos arena, blancos y grises.

La selección del recubrimiento vendrá determinada por el color elegido para la piscina:

AGUA EN ESCALA DE AZULES CLAROS: conseguiremos estas tonalidades con recubrimientos en tonos blancos o muy claros. Este tipo de colores hacen que destaquen los elementos decorativos y los accesorios del vaso de la piscina.

Para lograr una piscina en escala de azules Exagres propone los modelos Marbles Calacatta, Litos Ártico Roca Polar.

AGUA TURQUESA Y AGUA VERDE: estas tonalidades tropicales las proporcionan los recubrimientos en tonos arena, beige o tierra, son los más adecuados ya que reproducen un efecto parecido al de las playas caribeñas. Estos colores ofrecen también un amplio espectro de tonos cuando varían las condiciones climatológicas.

La serie Marbles en Travertino y Crema marfil y el modelo Litos Sabana de Exagres son propuestas muy acertadas para conseguir una piscina de colores claros.

AGUA EN TONO GRISÁCEO CON MATICES AZULADOS O VERDOSOS: los tonos y sombras grises hacen que el agua de la piscina se vea similar a la del mar, imitando lagos idílicos o incluso el océano en su versión más paradisíaca. Esta tonalidad más discreta ayudará a disimular la suciedad y aportará un aspecto más sobrio y elegante.

Para lograr un resultado similar al océano en nuestra piscina Exagres recomienda la serie Litos Siberia.

Si tienes un proyecto de piscina y tienes dudas y consultas, contacta con nosotros para recibir asesoramiento de un profesional

0 Comentario